3.500 argentinos por año obtienen su permiso de residencia en Estados Unidos (cómo lo hicieron)

Según el “Informe sobre las migraciones en el mundo 2022” de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Estados Unidos es desde el año 1970 el principal destino de los migrantes internacionales. Desde entonces, el número de extranjeros que eligen el país para vivir se cuatriplicó, alcanzando los 51 millones en 2020. Se estima que son más de 278.000 los argentinos que viven allá, y según el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, entre 2014 y 2020, un promedio de 3.500 argentinos por año obtiene su permiso de residencia legal en el país.

Image description

La idea de emigrar hacia Estados Unidos seduce a muchos argentinos, pero no todos finalmente logran el cometido, ya que mudarse a otro país requiere de tiempo, dedicación y mucha organización. Con la decisión tomada, una serie de requisitos hay que cumplir, y cierta documentación hay que entregar. En primera instancia, se debe contar con el patrocinio económico de un ciudadano, residente o empleador legal en Estados Unidos. En cuanto a la documentación, será necesario contar con DNI y pasaporte al día con sus respectivas fotocopias, documentos bancarios que demuestren solvencia económica, certificación de inexistencia de antecedentes penales y tener una Visa de Inmigrante que habilite el ingreso y permanencia en el país americano.

Pero también existen otros temas importantes a contemplar a la hora de migrar hacia Estados Unidos. La elección del lugar donde se vivirá, es una de ellos. “No es un tema menor elegir lo que será el hogar. Es importante ir familiarizándose y conocer antes de viajar las comodidades de la ciudad, la oferta educativa y sanitaria, la cercanía con centros comerciales y demás cuestiones relacionadas con el día a día”, expresa Gastón Schneider, socio fundador de QKapital, compañía con sede en Miami que se especializa en acceso a créditos hipotecarios para inversionistas de América Latina interesados en bienes raíces en Estados Unidos.

Si la persona o familia que migra no tiene una propiedad donde vivir, la compra de un inmueble es una alternativa, sobre todo si se hace con crédito hipotecario. Para ello, la intervención de un tercero puede ser necesaria para dar con el capital que se necesita en dólares y con el plan más adecuado para su inversión. 

QKapital, que cuenta con la misma licencia que las instituciones financieras tradicionales de Estados Unidos, asesora a los interesados para obtener el mejor crédito de acuerdo a sus características; y actúa como intermediaria con los bancos, que son quienes en definitiva otorgan los créditos.

“Es posible acceder a créditos que promedian entre los US$ 500.000 y los US$ 700.000, aunque pueden ser a partir de los US$150.000, a plazos con tasa fija o variable. Para esto, existen diversos programas de financiamiento desde el 50% hasta 80% del monto de la propiedad con una tasa de interés anual en dólares de entre el 4.125% y el 5.875%. Todo esto, vuelve muy atractivo el acceso a los créditos ya sea para comprar una vivienda para residir en ella, como para quienes buscan una propiedad con la intención de alquilarla”, agrega Schneider.

Cuando se trata de una mudanza de un país a otro es ideal que se planee a mediano-largo plazo, y necesario que se plantee una estrategia de inmigración personalizada. 

“No son todos los casos iguales, por eso es recomendable buscar asesoramiento en el tema”, menciona Paola Peccoud, fundadora de compañía Inbuilders, la cual se dedica a brindar soporte, contención y guía a personas que deciden emigrar a Estados Unidos por sus propios medios. “Uno de los requisitos que más preocupa en general a los argentinos es la Visa. Existen distintos tipos y cada una ofrece diferentes beneficios. La más codiciada es la Green Card  porque brinda mayor nivel de seguridad, pero también la más difícil de alcanzar”, agrega Peccoud.

Alcanzar la visa de permanencia permanente es la meta, ya que permite trabajar, estudiar y circular libremente en Estados Unidos, al mismo tiempo que entrar y salir del país sin problemas. Una manera de acceder a esta visa es gracias al Programa EB-5, recientemente relanzado por el Congreso de los Estados Unidos. Este programa permite a inversionistas argentinos acceder al visado con una inversión mínima de US$ 800.000, esto le da derecho al inversionista y a sus familiares (cónyuges e hijos menores de 21 años) a ingresar al país para trabajar y administrar el negocio, además de permitirle la circulación en el territorio americano y la entrada y salida durante el tiempo que la visa esté vigente.

“Los argentinos interesados en sacar la Visa de Residencia Permanente que tengan una visa de turista y cuenten con una propiedad en Estados Unidos, podrán hacer una operación que es conocida como Cash Out, que consiste en hipotecar la propiedad para acceder al efectivo necesario para invertir en un negocio y así calificar como inversionista”, explica Schneider.

Cabe aclarar que tomar la decisión de irse a vivir a Estados Unidos no es sencilla, y siempre que sea posible, conversar con personas que hayan atravesado por la situación será un plus. Para esto, existen comunidades digitales de argentinos en Estados Unidos en las que se puede acceder a valiosa información: existen grupos, páginas de Facebook, etc. También, la Embajada de Estados Unidos en Argentina es un espacio en el que podrá solicitarse información y que será conveniente tener mapeado al momento de emprender este camino de la emigración. Además, recibir asesoramiento de especialistas en el tema ayudará a transitar el proceso de manera más natural y evitar demoras indeseadas.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: